Cuestionario de Síntomas
Depresión Post Parto
es una patología de alta frecuencia de aparición en el mundo, y especialmente en nuestro país. Las personas que sufren de esta enfermedad suelen presentar una disminución de su capacidad funcional y deterioro en la mayoría de las áreas de desempeño (escolar, laboral, social, familiar). Tienen además dificultades para relacionarse con su bebé, y si no se tratan en forma pertinente, los síntomas podrían incluso afectar el adecuado desarrollo de su pequeño hijo. Todas estas consecuencias pueden prevenirse o ser revertidas con un tratamiento adecuado.

A continuación ponemos a su disposición un cuestionario de sintomatología relacionada con la Depresión Post Parto. Éste le servirá sólo como orientación muy general, para detectar si usted presenta posibles síntomas. En ningún caso este cuestionario sirve para realizar el diagnóstico de la enfermedad ni reemplaza la consulta al médico psiquiatra.

  • ¿Se siente sin ánimo, sin energía, cansada físicamente?
  • Si
    No
  • ¿Llora más fácilmente que de costumbre, incluso por situaciones que no tienen directa relación con usted?
  • Si
    No
  • ¿Se encuentra más irritable y menos tolerante que lo habitual?
  • Si
    No
  • ¿Siente usted que no puede llegar a organizarse, y esto la angustia de sobremanera?
  • Si
    No
  • ¿No disfruta de las cosas o situaciones que antes le entusiasmaban?
  • Si
    No
  • ¿Tiene dificultades para conciliar o mantener el sueño en la noche?
  • Si
    No
  • ¿Se ha sentido más nerviosa y angustiada que lo habitual?
  • Si
    No
  • ¿No tiene deseo sexual?
  • Si
    No
  • ¿Se siente usted más insegura, inútil o fracasada?
  • Si
    No
  • ¿Siente un miedo y angustia muy grande al tener que separarse de su bebé sólo por algunas horas?
  • Si
    No
  • ¿Ha descuidado su arreglo personal cotidiano?
  • Si
    No
  • ¿Tiene dificultades para concentrarse o siente que su memoria ha estado fallando?
  • Si
    No
  • ¿Tiene reales dificultades para relacionarse con su bebé?
  • Si
    No
  • ¿Se siente usted muy culpable por no poder relacionarse en la forma que usted quisiera con su bebé?
  • Si
    No
  • ¿Siente que su rendimiento y eficacia en sus ocupaciones ha disminuido drásticamente?
  • Si
    No
  • ¿Tiene reales dificultades para relacionarse con su bebé?
  • Si
    No