¿Cómo debemos alimentarnos según nuestra edad?

No es lo mismo comer a los 20 que a los 40. Por eso, acá te ayudamos con una guía sobre qué alimentos consumir a cada edad.

Seguramente, a los 20 podías comer kilos y kilos de papas fritas sin que hicieran ni cosquillas. Sin embargo, mientras más edad tienes más tienes que cuidarte, sobre todo por los kilitos demás.

Sin embargo, también hay otra variante importante: el gasto energético. Por eso, hablamos con Jessica Liberona, nutricionista de Clínica Universidad de los Andes e integrante del programa Vive más Sano, de Obesidad y Diabetes, quien nos entrega algunos tips para alimentarnos de la forma más correcta según nuestra edad. ¡Toma nota!

Comiendo según nuestros años

A los 20

Según la especialista, cuando eres tan joven “lo ideal es consumir carne o legumbres dos veces por semana”. Esto es debido a que, con tu menstruación, probablemente pierdas mucho hierro, “lo que puede derivar en anemia”.

Por eso, Liberona señala que “se debe aumentar la cantidad de minerales y proteínas para el desarrollo de masa muscular” y que “el consumo de lácteos también es importante”. Junto con esto, deberías “disminuir la ingesta de grasa y azúcar y consumir grasas de origen vegetal y vitaminas B y C, para fortalecer las defensas”.

A los 30

“Muchas mujeres tienen su primer hijo en este periodo de vida. Para eso es importante consumir ácido fólico”, asegura Jessica, agregando que “la palta, la espinaca y las naranjas son alimentos que ayudan”. En tanto, “los lácteos, frutas y cereales también deben ser parte importante de la alimentación. Y, para las embarazadas, es importante comer pescado dos veces a la semana, ya que es alto en Omega 3”.

Asimismo, la experta comenta que es relevante “disminuir el consumo de sal y aumentar los antioxidantes, que ayudan a combatir el envejecimiento de la piel y el daño celular. Se recomiendan verduras y frutas como naranjas, fresas y kiwi”.

A los 40

“Generalmente, en esta década la actividad física disminuye y la digestión es más lenta”, afirma la especialista. Frente a esto, “es recomendable consumir una alta dosis de frutas y cereales, además de verduras como acelga, espinaca, espárragos y champiñones”.

Liberona revela que “en esta edad el cuerpo también se comienza a preparar lentamente para la menopausia, por lo tanto es importante aumentar la cantidad de soya”.

A los 50

Al igual que en los 40, “es recomendable consumir soya, ya que aminora los efectos de la menopausia”, dice la nutricionista. Y agrega que “también se debe aumentar la ingesta de lácteos para fortalecer los huesos”, advirtiendo que “si bien leches como la de almendra están muy de moda, es importante saber que no reemplazan el requerimiento de calcio, por lo que no se deben dejar los otros lácteos”.

Finalmente, Jessica concluye que “si bien cada edad requiere de cuidados, es importante que en todas las etapas esté presente la actividad física, un adecuado consumo de agua, una moderada ingesta de sodio, alcohol y frituras”.

Fuente: www.biut.cl

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com