Minsal evalúa incluir la adicción a los videojuegos en rediseño de programa de Salud Mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogó la adicción a los videojuegos como un trastorno de salud mental en su última Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) revelada. Ayer, el jefe de la cartera de Salud, Emilio Santelices, se refirió a las acciones que tomarán como ministerio ante este nuevo lineamiento.

“Nosotros hoy día estamos abocados a trabajar y reformular los programas de salud mental en su conjunto (…) porque efectivamente la prevalencia de enfermedades mentales de distinta magnitud en nuestro país alcanza hasta un 24% de la población, lo cual es extraordinariamente importante y ahí está considerado todo lo que son las adicciones”, indicó.

Respecto a la inclusión de la adicción de los videojuegos a campañas de salud pública, el ministro señaló que, “cuando hablamos de adicciones estamos hablando obviamente de alcohol y drogas que generan enormes daños, particularmente en el caso de los jóvenes, pero también a otro tipo de adicciones como los videojuegos, toda vez que esto da cuenta de personas que tienen un comportamiento adictivo, y eso forma parte del trabajo que estamos redefiniendo para disminuir las brechas que tenemos en esta materia de salud mental en nuestro país”.

Sobre la posible incorporación de esta patología al GES, el Departamento de Salud Mental de la División de Prevención y Control de Enfermedades (DIPRECE) del Ministerio de Salud, explicó que, “durante los próximos meses trabajaremos en las formas de incorporación de todos los cambios que trae el CIE-11 a nuestro actuar. El registro de casos reportados a nivel mundial (de adicción a los videojuegos) es pequeño comparado al de otros diagnósticos en salud mental, y la investigación en esta área es aún incipiente”.

Pero resaltan que es un tema preocupante en la actualidad, “surge en el contexto de los cambios tecnológicos y de estilos de vida de los últimos años. Todo cuadro que pudiese traer consecuencias a la salud de las personas nos parece profundamente relevante y requiere una evaluación y estudio en profundidad”, sentenciaron.

Cabe recordar que la OMS señaló que para considerar el videojuego como una adicción se tienen que presentar las siguientes variables en una persona: falta de control para jugar (tiempos excesivos o fuera del horarios normal), que el juego se vuelva una prioridad sobre otros intereses y seguir jugando a pesar de las consecuencias negativas.

El modelo de Islandia

El ministro recalcó que las adicciones que son consideradas en la atención primaria incluyen “programas de capacitación y darles nuevas competencias a los médicos generales, que tengan especial interés, para que se hagan cargo de resolver en una primera línea de acción los problemas de salud mental“.

“Por otra parte”, agregó, “también estamos estableciendo líneas de trabajo en conjunto, para el tema de alcohol y drogas, con las municipalidades y también con el Ministerio de Educación en el programa Islandia“.

Finalizó explicando que este programa inspirado en la experiencia del país europeo, “está especialmente dirigido a los jóvenes y niños, busca que se genere un esquema de educación y reforzamiento hacia padres y educadores para orientarlos y entregarles las herramientas para que aborden estas adicciones“.

Fuente: Emol.com

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com