Estrés a mitad de año: Claves para prevenirlo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró al estrés como una epidemia global. Inclusive señala que para el año 2020 la ansiedad y la depresión serían el primer motivo de baja laboral a nivel mundial.

¿Pero qué pasa a mitad de año? ¿Aumentan los niveles de estrés en esta fecha? La respuesta es sí, y los más expuestos a sufrir estrés son las personas poco organizadas o quienes ven muy lejano el cumplimiento de las metas que se trazaron a inicio de año.

Freddy Meneses, psicólogo de la Unidad De Salud Laboral de Cetep, explica que los cuadros de estrés de esta época del año suelen surgir porque “se realiza un balance de lo sucedido en la primera etapa del año, provocando frustraciones por lo no alcanzado según los objetivos planteados. A veces, algunas personas no han tenido vacaciones o días de descansos adecuados, lo que sumado a la llegada del frío y las variaciones propias de la estación, en que se acortan los horarios con luz natural, hace que algunas personas sientan un mayor agotamiento, disminuyendo su rendimiento y sintiendo que no poseen las herramientas o fuerzas para sobrellevar la segunda mitad del año y con ello la realización de sus metas y compromisos”, detalla el especialista.

Signos

Respecto de las principales señales que dan cuenta de un cuadro de estrés, el psicólogo de Cetep indica que “los signos más habituales pueden ser: insomnio, ansiedad, ataques de pánico y también sintomatología depresiva. A veces surgen mareos, náuseas y vómitos sin causa aparente. También pueden aparecer contracturas, palpitaciones, taquicardias y la percepción de un ritmo cardíaco acelerado. Asimismo, en cuanto a nuestra funcionalidad surgen problemas de concentración, memoria y organización/planeación, inclusive aumenta el riesgo de sufrir algún accidente, así como también la aparición o el aumento del consumo de sustancias como alcohol, tabaco u otras. Igualmente, una mayor propensión a sentirnos irritados o con rabia ante situaciones pequeñas y sin importancia, es señal de que estamos bajo estrés”.

Evitar o bajar el Estrés

Para evitar sucumbir a los problemas de Estrés de mitad de año, Meneses recomienda 8 consejos prácticos para evitar o disminuir estrés.

  • Date pausas entre las tareas diarias.
  • Respeta horarios de sueño.Siete u ocho horas diarias son fundamentales para el organismo.
  • Espera una hora después de la última comida para ir a dormir y mejora así tu digestión. “Dormir mal es una agravante de las diferentes patologías en salud mental como el estrés. El mal dormir puede provocar dolores de cabeza, decaimiento general y mala concentración”, aclara el sicólogo.
  • Lleva una dieta sana y equilibrada, que debe mantenerse todo el año, aunque en periodo de estrés es fundamental. Una dieta adecuada evita la fatiga mental y que impacte al estómago y nuestras defensas. Se recomienda mayor consumo de verduras, frutas y frutos secos. Es imprescindible tomar entre 2 a 3 litros de agua diaria, lo que ayuda a estar más activos.
  • Practica algún deporte. En el organismo de las personas estresadas se encuentra gran cantidad de cortisol (hormona del estrés) y baja cantidad de dopamina, considerada la hormona del placer. Con la actividad física se secreta endorfinas, dopamina y serotonina, creando un “coctel” hormonal que genera la sensación de bienestar. Caminar 15 minutos al día puede hacer la diferencia.
  • Organiza el tiempo y planifica las actividades en forma realista. Esto favorece el logro de metas y disminuye el estrés por las cosas pendientes. El consejo es tener una agenda para ceñirnos a una planificación semanal o mensual, y así lograr los objetivos a corto, mediano y largo plazo.
  • Desconéctate del trabajo y exigencias académicas. Tener un hobby o practicar alguna actividad fuera de nuestros compromisos habituales nos produce bienestar y ayuda a disminuir el estrés.
  • Aprende a disfrutar de las relaciones humanas, ya sea con amigos, pareja o familia. Las relaciones de calidad son la red de apoyo que amortiguan las emociones negativas.

Finalmente, el psicólogo de la Unidad de Salud Laboral de Cetep subraya que es clave incorporar prácticas a la rutina diaria con foco en cuidar nuestra salud mental de manera consciente. “A veces, darse el tiempo para leer un libro, ver una serie, ir al cine, escuchar música de nuestro agrado, pasear en un parque, ir a un restaurant o simplemente ‘no hacer nada’ es la clave para reducir nuestros niveles de estrés”. Sin embargo, el especialista agrega que si ya es demasiado tarde, y los síntomas de estrés continúan se deben tomar acciones al respecto.

“Si las exigencias y preocupaciones diarias no te dejan disfrutar de las esferas de tu vida como la familia, pareja, amistades, deporte e intereses personales, y a todo esto se suma la aparición de sintomatología asociada, es recomendable la consulta oportuna a un profesional para evitar un agravamiento de los malestares”, advierte Meneses.

Te puede interesar:

Test de Estrés Emocional

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com